Vaca feliz

11 noviembre 2014

vaca felizEsto era un unicornio enamorado de un cíclope. Un día de primavera, en el campo, se lo soltó:

- Me vuelve loco tu ojo.

El cíclope, ruborizado, le respondió:

- Tu cuerno tampoco está mal.

Y una vaca que los oía desde la pradera de al lado, sonrió muy feliz.

- ¡Pues yo sí que debo ser atractiva, con el doble de todo!


El sentido de la vida

9 octubre 2014

gusanoEsto eran unos gusanos de la seda que se pasaba el día comiendo hojas de morera.
-Oye, ¿y cuál será el sentido de la vida? -preguntó en cierta ocasión el más inquieto de todos.
-Comer hojas de morera -aseguró el más glotón.
-Fabricar seda -respondió el más práctico.
-La metamorfosis -añadió el más pensativo.
Los demás dejaron de comer y miraron con asombro a este último. Hasta que el más viejo dijo:
-Hablamos de la realidad. ¡Déjate de fantasías!
Y siguieron comiendo hojas de morera.


El barco y su vela

6 octubre 2014

velaEsto era una barco de vela que no podía navegar con el viento porque la vela se le apagaba.


Los dos dragones

21 mayo 2014

tortugaEsto era un dragón de cola corta que se encontró con un dragón de cola larga.
-Estás mal hecho. No eres un dragón completo.
Eso le dijo el segundo al primero.
-Tú sí que estás mal hecho. Te han puesto material sobrante.
Eso le soltó el de cola corta al de cola larga. Los dos se enfurecieron. Y fueron en busca de un observador neutral. Se encontraron con una tortuga centenaria.
-Hola, tortuga. ¿Quieres ser el árbitro de nuestra disputa? -le preguntaron.
La tortuga centenaria se encogió de caparazón.
-Bueno. ¿De qué se trata?
-Ese tiene la cola corta y yo la tengo larga. ¿Cuál de los dos crees que está mal hecho?
La tortuga se tomó su tiempo. Y al fin dio su veredicto.
-Los dos. Algo tenéis mal ambos. Pero no es en la cola, sino en el cerebro.
Y se fue con paso lento.


Los bañistas

15 abril 2014

bañistaEsto era un hombre en la playa. Miró el mar, la arena, el gentío. Dio un grito:
-¡Me aburro!
Un millón de bañistas lo miró con odio.
-¡A los tiburones!
Lo cogieron y lo lanzaron al mar, tan lejos como pudieron.
El hombre rió como un niño, mientras nadaba.
-Esto es mejor que los toboganes. En cuanto llegue a la orilla, repito.

Moraleja:
Si no molestan,
olvida a los que protestan.


El sombrero

5 abril 2014

bombinUn hombre compró un día un sombrero. Se lo puso y se sintió importante. Se lo quitó y volvió a sentirse insignificante. Regresó a la tienda:

-¡No lo quiero!

-¿Por qué?

-Me calienta la cabeza con tonterías.

Y no lo compró.


Millón y más

19 marzo 2014

jajajaEsto era un blog con más de un millón de amigos.

-¡Hala! ¿Y a cada uno le cuentas una cosa?

-¡No fastidies! A todos les cuento lo mismo.

-Pues qué aburrimiento.

-De eso nada, monada; porque mi blog es de minicuentos.

-¡Guay del Paraguay! Apúntame a mi también.

-¡Marchando aún más amigos! ¡Jajajaja…!

…………………………………………..

(Como hemos sobrepasado el millón de visitas, permitid la inmodestia de un auto-homenaje)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.