La sandía

21 enero 2016

sanidaEsto era una sandía que se miró en el espejo de un río.

-¡Caramba, estoy un poco redondilla! Tendré que ir al gimnasio.

Fue el gimnasio, se empleó a fondo y no tardaron en decirle:

-¡Cada día estás más delgada!

Hasta que volvió a pasar por el río, se asomó a sus aguas y se llevó un susto de espanto:

-¡Pero si ya no soy yo! ¡Pero si parezco un calabacín!

No volvió al gimnasio. Ni se privó de comer.

-¡Una es una y sanseacabó!

Esa fue su conclusión.


LA TORTUGA

14 enero 2016

ortuga-pEsto era una tortuga de 300 años, que fue un día al médico.

-¿Qué le duele, señora?

-La edad.

El médico se puso a escribir una receta y se la tendió.

-Tómese tres al día.

-¿Y de qué son las pastillas?

-De “relativina”, señora. 300 años son muchos para algunos seres, pero no para usted. Con las pastillas se dará cuenta de que todo es relativo y de que en realidad una tortuga de su especie a esa edad apenas está empezando la vida.

La tortuga se fue muy asombrada y murmurando:

-¡Ay que ver lo que saben los médicos de hoy en día!


El orangután, el tigre y la gacela

12 enero 2016

OrangutanUn orangután fue un día a ver a su vecino el tigre.

-Tu eres un delincuente -le soltó sin más.

El tigre, famoso por su mal genio, le dio el primero rugido de advertencia.

-¿Eso a qué viene?

-La gacela me ha dicho que la tienes hasta las nalgas de tanto correr. Que la dejes en paz y comas plátanos como yo u hojas de los árboles como las jirafas.

El tigre soltó un segundo rugido.

-Dile a la gacela que gracias a mi tiene el tipo que tiene. Si me hiciera vegetariano, ella se convertiría en un hipopótamo, de tanto estar tumbada sin hacer ejercicio.

El orangután se rascó la cabeza, confuso.

-¡Oh! En eso no había pensando. Ni ella ni yo.

Y por donde vino, se fue.


Bombón

11 enero 2016

bombones-de-san-valentinUn bombón se encontró un día con una chocolatina.
-¡Oh! Me he enamorado. Tu debes de ser mi media naranja.
-Y tu debes de ser un bombón de los que van cargaditos de licor. ¿Cómo vamos a ser naranjas si somos de chocolate?
El bombón se encogió en su envoltorio, decepcionado:
-¡Malos tiempos para la lírica!


La lección

10 enero 2016

asambleafUn día la señora maestra llegó a clase y dijo:
-Que levante el dedo quién se sepa la lección.
Un niño preguntó:
-¿Qué lección?
-La que toca -respondió la maestra.
-¿Qué dedo? -preguntó una niña.
-Da igual -respondió la maestra, un poco irritada.
El más gamberro de la clase se descalzó, se quitó el calcetín y alzó el dedo gordo de su pie derecho.
-¿Tú te sabes la lección?
El gamberro bajó de inmediato el pie.
-¡Uy! Me había olvidado de la pregunta.
La maestra lo suspendió. ¡Menuda injusticia! Porque ella sí que acababa de aprender una lección. Al día siguiente lo demostró, al decir:
-Que levante el dedo DE UNA MANO quién se sepa la lección.


Los números de 2015

3 enero 2016

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 140.000 veces en 2015. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 6 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.


Monarquía

13 marzo 2015

amor-17Esto era un rey que tenía una reina…
No, no, qué tontería.
Esto era una reina que tenía un rey…
No, no, así no fue.
Esto eran un rey y una reina que se tenían
y se adoraban y se querían.
Fueron tan felices
que ni siquiera necesitaron comer perdices.
Les bastaba con verduras, fruta y ensaladas.
Y en realidad no mandaban en nadie.
Pero reinaron dichosos,
con chocolate y bizcochos,
hasta el fin de sus días.
¡Eso sí es monarquía!