Bombón

11 enero 2016

bombones-de-san-valentinUn bombón se encontró un día con una chocolatina.
-¡Oh! Me he enamorado. Tu debes de ser mi media naranja.
-Y tu debes de ser un bombón de los que van cargaditos de licor. ¿Cómo vamos a ser naranjas si somos de chocolate?
El bombón se encogió en su envoltorio, decepcionado:
-¡Malos tiempos para la lírica!


La lección

10 enero 2016

asambleafUn día la señora maestra llegó a clase y dijo:
-Que levante el dedo quién se sepa la lección.
Un niño preguntó:
-¿Qué lección?
-La que toca -respondió la maestra.
-¿Qué dedo? -preguntó una niña.
-Da igual -respondió la maestra, un poco irritada.
El más gamberro de la clase se descalzó, se quitó el calcetín y alzó el dedo gordo de su pie derecho.
-¿Tú te sabes la lección?
El gamberro bajó de inmediato el pie.
-¡Uy! Me había olvidado de la pregunta.
La maestra lo suspendió. ¡Menuda injusticia! Porque ella sí que acababa de aprender una lección. Al día siguiente lo demostró, al decir:
-Que levante el dedo DE UNA MANO quién se sepa la lección.


Los números de 2015

3 enero 2016

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 140.000 veces en 2015. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 6 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.


Monarquía

13 marzo 2015

amor-17Esto era un rey que tenía una reina…
No, no, qué tontería.
Esto era una reina que tenía un rey…
No, no, así no fue.
Esto eran un rey y una reina que se tenían
y se adoraban y se querían.
Fueron tan felices
que ni siquiera necesitaron comer perdices.
Les bastaba con verduras, fruta y ensaladas.
Y en realidad no mandaban en nadie.
Pero reinaron dichosos,
con chocolate y bizcochos,
hasta el fin de sus días.
¡Eso sí es monarquía!


Dos tortugas

11 febrero 2015

tortuga_5181302_stdEsto era una tortuga perezosa. Se llamaba Tranquilona. Un día se encontró con otra tortuga hiperactiva, que se llamaba Lanervios,
-Te echo una carrera -le dijo Lanervios a Tranquilona.
-Vale. Pero a la inversa.
Lanervios la miró perpleja.
-¿Qué es una carrera a la inversa?
-Gana quien más corre pero menos avanza.
Lanervios se puso de los nervios.
-¡Me tomas el pelo!
-¿Qué pelo? No tienes.
Lanervios no aguantó más:
-Empezamos la carrera a la de tres. ¡Uno, dos y tres!
Salió disparada. O sea, a cien milímetros a la hora, por lo menos. Tranquilona se dio la vuelta.
-¿Pero adónde vas? -le gritó Lanervios.
-Quién más corra pero menos avance… ¿Recuerdas? Si voy en dirección contraria, no avanzaré. Corra o no corra.
Lanervios se detuvo y resopló.
-¡No hay manera! ¡El que nace vago, nunca da clavo!
-¿Qué? -se oyó a Tranquilona.
-Nada. Que se me han quitado las ganas de competir.

Y se acabó.


Vaca feliz

11 noviembre 2014

vaca felizEsto era un unicornio enamorado de un cíclope. Un día de primavera, en el campo, se lo soltó:

– Me vuelve loco tu ojo.

El cíclope, ruborizado, le respondió:

– Tu cuerno tampoco está mal.

Y una vaca que los oía desde la pradera de al lado, sonrió muy feliz.

– ¡Pues yo sí que debo ser atractiva, con el doble de todo!


El sentido de la vida

9 octubre 2014

gusanoEsto eran unos gusanos de la seda que se pasaba el día comiendo hojas de morera.
-Oye, ¿y cuál será el sentido de la vida? -preguntó en cierta ocasión el más inquieto de todos.
-Comer hojas de morera -aseguró el más glotón.
-Fabricar seda -respondió el más práctico.
-La metamorfosis -añadió el más pensativo.
Los demás dejaron de comer y miraron con asombro a este último. Hasta que el más viejo dijo:
-Hablamos de la realidad. ¡Déjate de fantasías!
Y siguieron comiendo hojas de morera.