Los dos dragones

21 mayo 2014

tortugaEsto era un dragón de cola corta que se encontró con un dragón de cola larga.
-Estás mal hecho. No eres un dragón completo.
Eso le dijo el segundo al primero.
-Tú sí que estás mal hecho. Te han puesto material sobrante.
Eso le soltó el de cola corta al de cola larga. Los dos se enfurecieron. Y fueron en busca de un observador neutral. Se encontraron con una tortuga centenaria.
-Hola, tortuga. ¿Quieres ser el árbitro de nuestra disputa? -le preguntaron.
La tortuga centenaria se encogió de caparazón.
-Bueno. ¿De qué se trata?
-Ese tiene la cola corta y yo la tengo larga. ¿Cuál de los dos crees que está mal hecho?
La tortuga se tomó su tiempo. Y al fin dio su veredicto.
-Los dos. Algo tenéis mal ambos. Pero no es en la cola, sino en el cerebro.
Y se fue con paso lento.

Anuncios

Un cuento republicano

23 septiembre 2009

dragon_negroEn un remoto país de cuyo nombre no quiero acordarme apareció un día un terrible dragón que todo lo destruía. Nada ni nadie parecía poder detenerlo. La gente, angustiada, pidió ayuda a la máxima autoridad del país, que era el Presidente de la República:

-¡Haga usted algo o el dragón acabará con todos nosotros!

El orondo presidente se rascó la calva:

-Hombre, pues no sé… Si fuera un rey a la antigua, ofrecería la mitad de mi reino y la mano de mi hija a quien lo matara. Pero ni soy rey, ni tengo reino, ni mis hijas están solteras a estas alturas.

La gente se miró confusa. Entonces alguien tuvo una idea genial:

-Como esto es una República y manda el pueblo, propongo que ofrezcamos el cargo de este señor a quien se atreva a matar el dragón.

Hubo un clamor de asentimiento y algún tiempo después, en efecto, fue nombrado como nuevo presidente de la República un valeroso mozalbete que con fuerza y astucia logró neutralizar la temible amenaza.