El orangután, el tigre y la gacela

OrangutanUn orangután fue un día a ver a su vecino el tigre.

-Tu eres un delincuente -le soltó sin más.

El tigre, famoso por su mal genio, le dio el primero rugido de advertencia.

-¿Eso a qué viene?

-La gacela me ha dicho que la tienes hasta las nalgas de tanto correr. Que la dejes en paz y comas plátanos como yo u hojas de los árboles como las jirafas.

El tigre soltó un segundo rugido.

-Dile a la gacela que gracias a mi tiene el tipo que tiene. Si me hiciera vegetariano, ella se convertiría en un hipopótamo, de tanto estar tumbada sin hacer ejercicio.

El orangután se rascó la cabeza, confuso.

-¡Oh! En eso no había pensando. Ni ella ni yo.

Y por donde vino, se fue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: