“Numbers”

7 junio 2019

En 1 ocasión 2 corderos mordisqueaban 3 juncos junto a 4 piedras en el 5º pino. 6 ovejas aburridas se acercaron a formularles 7 preguntas en 8 segundos con 9 décimas. Mareados de tanto número, los corderos pidieron al lobo que los comiera, aunque no antes de la hora 11ª.

—¿Y esa cuál es?

— La anterior a la 12ª.

El lobo gritó:

—¡Sois unos numereros!

Y no volvió a acercarse nunca más al rebaño de Pitágoras, el pastor.


La verdadera historia del patito feo

6 junio 2019

Había una vez un patito muy feo, con el que ni sus hermanos querían jugar.

Pero el patito feo se hizo mayor, ganó mucho dinero y con él se compró grandes mansiones, coches deslumbrantes, yates y cuanto se puede desear.

Sus hermanos se mataban por estar junto a él y aseguraban a todo el mundo que era, con diferencia, el más guapo de la familia.


Dos osos

29 mayo 2019

Esto era un oso de peluche que soñaba con ser un oso de verdad.

Y un oso de verdad que soñaba con ser de peluche.

Ambos tenían sus buenas razones, ya que nada hay más frustrante que ser solo lo que uno es.

¿O no te pasa lo mismo a ti?


Cebra

15 mayo 2019

En cierta ocasión un preso se escapó de la cárcel con su uniforme de rayas. No tenía dónde esconderse y se metió en un parque zoológico para pasar la noche. Un mono que lo vio, se puso a chillar:

-¡He visto un cebra que anda sobre dos patas!

El preso se escondió y los vigilantes del Zoo, alarmados por los gritos, se llevaron el mono al siquiatra.


Love Story

23 julio 2018

Esto era un caracol enamorado de una babosa.

-Si vienes conmigo, compartiremos mi casa –le dijo.

-No soporto las casas, me dan claustrofobia- respondió la babosa.

El caracol salió de inmediato de su caparazón y le dio una patada.

-Me siento desnudo y avergonzado, pero si me prefieres así…

La babosa lo miró enternecida.

-Te vas a morir de frío. Anda, vuelve a tu casa. Y ya vamos hablando.

-¿Eso es un sí? -Preguntó entusiasmado el caracol, mientras se metía de nuevo en el caparazón.

-Es un comienzo.

Y sin más ni más, se pusieron a bailar los dos.


El avestruz

27 agosto 2016

AVESTRUZEsto era un avestruz con infinitos complejos. Odiaba beber, porque se veía reflejada en el agua.

-¡Oh, qué patas tan terribles, largas y feas!

-¡Oh, qué ojos tan saltones y mal colocados!

-¡Oh, qué cuello pelado de jirafa a medio hacer!

-¡Oh, qué boca de pato Donald cabreado!

-¡Oh, qué alas inútiles, cortas y mal colocadas!

Un día, sin embargo, cuando decía todo eso al mirarse en un gran estanque de aguas transparentes, una voz inesperada le respondió:

-El problema no es lo que ves de ti.

-¿Ah, no?

-El problema es lo que no ves. Tu cerebro, que no va bien. De lo contrario sabrías que eres uno de los animales más imponentes, bellos y orgullosos de la creación.

-¿Y tú cómo lo sabes?

-Porque yo soy el creador –replicó el señor que le había hablado, enrrollando y recogiendo el estanque como si fuera una alfombra y marchándose con él bajo el brazo.

-¡Caramba! –exclamó atónita el avestruz-. ¡No sé quién sería este bromista, pero me ha dejado sin beber!


La lombriz

4 febrero 2016

lombriz-Esto era una serpiente que se encontró con una lombriz.
-¡Vaya vida más arrastrada que llevamos! -le saludó.
-Habla por ti -le replicó la lombriz, orgullosa-. Yo no me arrastro: danzo en la oscuridad horadando la tierra.
-¡Vaya! ¿Y eso?
-Hay que saber cuál es nuestro sino… ¡Y a disfrutar!