La sandía

21 enero 2016

sanidaEsto era una sandía que se miró en el espejo de un río.

-¡Caramba, estoy un poco redondilla! Tendré que ir al gimnasio.

Fue el gimnasio, se empleó a fondo y no tardaron en decirle:

-¡Cada día estás más delgada!

Hasta que volvió a pasar por el río, se asomó a sus aguas y se llevó un susto de espanto:

-¡Pero si ya no soy yo! ¡Pero si parezco un calabacín!

No volvió al gimnasio. Ni se privó de comer.

-¡Una es una y sanseacabó!

Esa fue su conclusión.


Un cuento muy dulce

2 marzo 2014

corona reinaEsto era una reina que quería dejar de serlo.
Un día le dijo al rey:
–¿Cómo te sentaría no estar casado con una reina?
El le respondió, con la mejor de sus sonrisas:
-Mira, con la corona haz lo que quieras; pero tu siempre serás mi reina.
Esto sucedió en el Reino de Almíbar, situado en el Valle de los Caramelos,  junto al los montes de Regaliz. ¿Dónde, si no?

El nombre

26 febrero 2014

arabe
Esto era un árabe que se llamaba Aladino.
-¿Vendes lámparas?
-¿Eres un genio?
-¿Tienes alfombra voladora?
No había día en que no tuviera que oír mil veces estas preguntas o similares. Se cansó. Y un día fue al Registro:
-¿Me puedo cambiar de nombre?
-Sin problemas. Dígame cómo quiere llamarse.
Aladino pensó en un nombre que fuese muy común en la zona.
-¡Alí! ¡Quiero llamarme Alí!
El funcionario del Registro tachó Aladino de su ficha de nacimiento y puso el nombre elegido.
-Pues ya está. ¿El apellido quiere dejarlo igual?
-Sí, sí.
El funcionario se despidió., sin perder de vista la ficha corregida:
-¡Que le vaya bien don Alí… Babá!

Gafotas

10 enero 2014

las-gafas-de-raulUn día Juan Carlos llegó al colegio con gafas. El que se sentaba a su lado izquierdo le dijo, mirándolo con cara de pena:

-¿Se te han roto los ojos?

-No. Solo están algo estropeados.

-¿Eres cegato? -le preguntó el que se sentaba a su derecha, mirando con un poco de asco.

-No. Veo bien. Pero mejor con las gafas.

La chica que se sentaba delante, le dijo:

-¡Estás más atractivo!

La que se sentaba detrás añadió:

-¡Y más guapo!

El de la izquierda, el de la derecha y todos los demás chicos de la clase empezaron a gritar:

-¡¡Queremos ser unos gafotas!! ¡¡Queremos ser unos gafotas!!


El ladrón recompensado

9 enero 2014

213xEsto era un rey que tenía un dolor fuerte, fuerte.

–Daré una gran recompensa a quien me lo QUITE -aseguró.

Y la recompensa se la llevó… ¡El mayor ladrón del reino!

–¿Quien mejor que yo para QUITAR algo? -aseguró el ganador a cuantos quisieron oírle.

(En algunas zonas de España, quitar es sinónimo de robar)

 


El perro que quería ser gente (I)

6 noviembre 2013

odieEsto era un perro que quería ser gente. Fue a ver a un experto en lenguajes.

-Enséñame a hablar como los hombres.

-¿Para qué? Ladras muy bien.

-Quiero ser hombre.

-¿Pudiendo ser perro? Al siquiatra deberías de ir.

Y el experto en lenguajes no quiso hablar más con él.

(Continuará)


La desgracia de ser normal

12 octubre 2013

alto_pekeUn hombre muy alto le dijo un día a un hombre bajito:

-Yo puedo jugar al baloncesto mejor que tu.

-¿Por qué?

-Porque estoy más cerca de la canasta.

El hombre bajito rió y le dijo al hombre alto:

-Pero yo puedo jugar al golf mejor que tu.

-¿Por qué?

-Porque estoy más cerca del agujero.

Y un hombre de estatura mediana que los escuchaba, preguntó:

-¿Y para mi qué? ¿No hay nada?

El hombre altísimo y el hombre bajísimo lo miraron con pena:

-¡Bah! Tu solo eres normal.