El fantasma adolescente

24 septiembre 2012

Esto era una vez un fantasma adolescente. O viceversa (que es lo mismo dicho al revés): un adolescente fantasma.

Cada poco desaparecía y sus padres no lo encontraban. Y de pronto aparecía donde menos podía esperarse.

Un día su madre le preguntó:

-¿Se puede saber dónde te metes?

Y el adolescente fantasma o fantasma adolescente le respondió:

-A veces me abro y a veces me evaporo, ¿vale?

Y se volvió a esfumar, camino esta vez de su habitación.