El manjar

14 junio 2019

Cuentan que en cierta ocasión una mosca encontró una inmensa caca de vaca, recién “fabricada”. Se posó en ella loca de alegría, sintiendo que la boca se le hacía agua ante el inminente festín.

Pero antes, sintió la necesidad de orar:

—Gracias, Altísima Mosca Suprema, por lanzar desde el cielo tan suculento manjar.

Y llena de felicidad, se puso a comer.


La mosca patinadora

13 marzo 2014

mosca_del_baileEsto era una mosca que quería triunfar en patinaje artístico. Fue al Ministerio de Vocaciones a explicar su caso.
-No hay problema. Aquí estamos para ayudar. Rellene estos papeles.
Los rellenó.
-Perfecto. Le avisaremos cuando haya una plaza libre de patinador.
-¿Tardarán mucho?
-Sólo unos meses.
La mosca se sobresaltó.
-¿Usted sabe cuanto vive una mosca?
-No.
-Menos de meses.
-Vaya, pues qué mosqueo ¿no?
Y la mosca, al parecer, jamás patinó.


La hormiga y la mosca

15 enero 2014

hormiga-rojaUna hormiga le dijo un día a una mosca:

-Las hormigas somos mucho más listas que las moscas.

-¿De veras?

-Las hormigas nos organizamos de miedo y estamos todo el día acarreando alimentos, a las órdenes de nuestro reina.

La mosca se rascó una pata que le picaba.

-Ya. Bueno. Nosotras es que no tenemos reina.

-¿Ah, no? ¿Y quién manda?

La mosca se encogió de alas.

-Nadie. Cada una andamos a nuestra bola.

-¡Qué horror! ¡Así no llegaréis a ninguna parte!

La mosca alzó al vuelo y dijo desde arriba.

-¿De veras?

Sin esperar respuesta, desapareció volando a toda pastilla.

La hormiga sonrió satisfecha, mientras regresaba arrastrando un pesadísimo grano de trigo:
-¡Qué suerte que tengo por haber nacido hormiga!