Ciempiés al podólogo

Un ciempiés entró un día en la consulta de un podólogo.

-¿Me los puede mirar?

-¿Los qué?

-Los pies.

-¿Los cien?

-Ajá.

-Pues vale. Ya los miré.

-¿Y?

-Están todos. Los cien.

-Qué alivio.

Pagó y se fue tan contento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s