Tres “pasmaos”

20140317-194609.jpg

Esto era una mujer dulce, pero no salada.
-¡Qué gran desgracia! Todos los hombres quieren mujeres saladas, simpáticas, extrovertidas, de contagiosa alegría. Nunca me casaré.
La mujer dulce pero no salada vivía deprimida en el 3º C de uno de los pisos de la calle Apagada, en Ciudad Violeta.
En el 5º B del mismo piso, calle y ciudad vivía una mujer saladísima pero sin la menor dulzura.
-¡Qué gran desgracia! Todos los hombres quieren mujeres dulces, apacibles, introvertidas y discretas. Nunca me casaré.
En el 4º A del mismo piso, calle y ciudad vivía un hombre dulce, saleroso, honrado y trabajador.
Con gusto le hubiera dicho algo a la vecina del 3 C.
-Pero cualquiera se atreve -pensaba-, con lo mal que me mira cuando nos cruzamos.
Con gusto le hubiera dicho algo a la vecina del 5 B.
-Pero cualquiera se atreve -pensaba-, con lo mal que me mira cuando nos cruzamos.
Y solteros se quedaron los tres.

Moraleja: ¡Al ataque!

Una respuesta a Tres “pasmaos”

  1. Narayani dice:

    Jajajaja, ¡¡me ha encantado!! Es verdad que muchas veces damos las cosas por hecho y no nos atrevemos a preguntar. ¡Al ataque!

    ¡Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: