El perro que quería ser gente (y III)

XXDLI3HA15Z0F5V2Tras su fracaso con los expertos en lenguaje y andares, el perro que quería ser gente fue a ver a un hombre sabio de la ciudad.

-Enséñeme a pensar como usted.

-¿Para qué?

-Quiero ser hombre.

El que ya era hombre y además sabio lo miró sorprendido.

-Me parece que ya lo has empezado a ser.

El perro movió el rabo con entusiasmo:

-¿De verás?

-¡Oh, sí! Al contrario que los hombres, los animales son demasiado sensatos como para aspirar a ser lo que nunca fueron.

El perro que quería ser gente tardó un poco en entenderlo. ¿Y tú?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: