La araña modista

arañaEsto era una araña que decidió ser modista.  Su padre, el arañón, se sorprendió al saberlo.

– ¿Cómo modista?

– Si, papá. Lo que mejor se me da es tejer telas estupendas. Por tanto, me dedicaré al mundo de la moda y me haré rica y famosa.

— ¡Ah, bueno! ¡Tu quieres ser diseñadora de modas!

— Sí, modista.

El arañón movió la cabeza, con signos de desaprobación.

— A ver, hija. Esto es importante. Si quieres triunfar, sea en la moda o en pastelería, empieza por no llamar las cosas por su nombre…

—Bueno, yo…

— Tu, atiende. Una modista nunca llegará muy lejos, por bien que lo haga. Pero si te anuncias como diseñadora de moda y creadora de tendencias, eso ya…

La araña que quería ser modista comprendió.

Se hizo llamar diseñadora. De vez en cuando tejía alguna tela rara, para que no pensaran que carecía de “creatividad”.  Y, en efecto, llegó a ser rica y famosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: