Obeso

obesoEsto era un hombre un poco obeso.

-Debería de cuidarse –le dijo un día el doctor.

-¿Lo dice por algo? –preguntó él, suspicaz.

-Con algún kilo menos, estaría usted mucho mejor.

-¡Mañana me pongo a dieta!

Al mes siguiente, volvió a la consulta y pesaba cuatro kilos  más.

-¿No se había puesto usted a dieta?

-Sí, pero he sido muy feliz estos días y a mi me engorda la satisfacción.

El doctor ser rascó la cabeza:

-¡Ah, caramba! Pues si es por eso, siga engordando usted y viva la obesidad.

Y sin recetarle nada, lo dejó marchar.

2 respuestas a Obeso

  1. Anónimo dice:

    tan bonito el autor estaba muy inspirado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: