El saxofón

Esto era un saxofón que odiaba a su dueño.

-Me toca fatal. No merezco esta suerte –se lamentaba.

Esto era un músico que odiaba a su saxofón.

-Suena fatal. Merezco un instrumento mejor.

Enterada del problema, un hada decidió ayudarles. Buscó otro dueño más experto para el saxofón insatisfecho y adquirió otro saxofón de mayor calidad para el músico frustrado.

El nuevo dueño del saxofón insatisfecho se puso a tocarlo y a los cinco minutos lo tiró a la basura:

-No estás a mi altura –le dijo.

El otro músico se puso a soplar su nuevo instrumento y descubrió que le sonaba como el anterior.

-¡Caramba! ¡A ver si el problema era yo…!

Se fue corriendo en busca de su viejo saxofón, lo rescató de la basura, lo llenó de besos y le dijo:

-A partir de ahora me esforzaré para tocar mucho mejor y jamás te volveré a faltar al respeto.

El saxofón le respondió:

-Tampoco yo volveré a hablar mal de ti, toques como toques.

Y fueron tan felices como los de Valdeperdices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: